Decisiones de Castalia Cabott

Yago y Fabian tienen mucho en común: empezando por su soledad y siguiendo por su aspecto físico. 

Allí dónde Fabian provoca resquemor, Yago solo inspira ternura y admiración.

Cuando se conocen ninguno de los dos está preparado para enfrentar lo que sienten. Yago se está recuperando de un divorcio, consumido por un trabajo que agota todas sus energías y tiempo.

Fabian acaba de mudarse y decide participar en un proyecto de diseño que lo entusiasma.

Cuando se encuentran, dos mundos muy diferentes lo separan, Yago no es gay, nunca lo fue y no quiere serlo, Fabian conoce y acepta plenamente su sexualidad y sabe que tiene ante si no sólo al hombre más hermoso que haya visto, sino al compañero que jamás ha tenido.

Pero ninguno de los dos se oculta ante la vida, la miran de frente y deciden apostar a ver qué saldrá de todo eso.

A veces tomar decisiones es cosa de una vida, o de un segundo.

Lo importante es hacia donde te llevan.

___________________________________


Yago conoce a Fabián en una junta en donde decidirán el diseño para la nueva iglesia. Fabián es uno de los arquitectos que ha presentado un proyecto y al ser nuevo en la ciudad, ellos no se conocían. 

Desde el mismo instante en que Yago lo ve, se excita con él, pese a que Fabián no es un hombre guapo, sino más bien de rasgos afilados, de esos hombres que provocan temor cuando se ven. Fabián logra que Yago sienta cosas que antes no había sentido de esa manera tan potente, ni siquiera con su ex esposa y es precisamente por eso que Yago comienza a rehuirle.


Fabián por su parte, desde el momento en que ve a Yago, se siente atraído por él y excitado. Pero la constitución pequeña de Yago, sus rasgos angelicales –femeninos, diría Yago-, lo hacen sentirse desconcertado.


Yago no acepta su condición homosexual. Fabián no tiene ninguna duda acerca de sus tendencias sexuales. Pero después de un beso que se dan en la residencia de Fabián, las cosas toman un rumbo interesante y la historia se desarrolla con muy buen ritmo. La novela me gustó, si bien es corta, podemos conocer un poco más de la vida de ambos protagonistas antes de conocerse y como se enfrentan después a la difícil decisión –Yago, principalmente-, de llevar una vida juntos.


La parejita fue bastante tierna, hay instantes muy románticos y otros muy sensuales… he quedado maravillada con esta historia. Mis felicitaciones a Castalia Cabott, por que yo soy muy difícil de convencer con las novelas homoeróticas y ella lo ha logrado, me arrancó más de un suspiro.


Ya veremos si puedo leer algo más de ella en otros géneros.

2010. Editora Digital
Puntuación: 4/5 +18

Elii Vela

Deja un comentario

CommentLuv badge

2 comments

  1. uFFFF Homoerotico??? tengo uno en el papyre pendiente de leer Mas que nada en el mundo y no se pq siempre lo he ido alejando…..Tengo q ponerme con él y si me gusta darle posibilidades a esta autora y a otras q veo en Editora especialistas en homoerotico.

    Un besito