La mente como medicina de Lissa Rankin

La mente como medicina de Lissa Rankin
Editorial Ediciones Urano Fecha de publicación 2014
Páginas: 317
Formato: Paperback
Obtenido en: Editorial
Agrégalo a Goodreads
Recibí este libro de manera gratuita a cambio de una reseña honesta. Esto no afecta mi opinión o el contenido de mi reseña. five-stars

De formación ortodoxa, Lissa Rankin pasó muchos años investigando su intuición de que el cuerpo posee una capacidad innata para repararse, íntimamente ligada a los procesos mentales. En este libro, la autora comparte con sus lectores los apasionantes resultados de sus investigaciones, respaldadas por la literatura médica. Y si bien no desestima el impacto de la dieta, el ejercicio o las vitaminas en la salud, afirma que lo que pensamos y lo que sentimos es aún más importante. La curación se produce en un lugar donde la mística se cruza con la ciencia.

Como conclusión, Lissa Rankin propone un nuevo modelo de salud que permitirá al lector realizar un autodiagnóstico y elaborar su propia prescripción incidiendo en los aspectos primordiales de la vida: espiritualidad, creatividad, entorno, nutrición y relaciones. La mente puede sanar el cuerpo.

Desde siempre me ha llamado la atención el hecho de que los padecimientos del cuerpo puedan ser un reflejo de las condiciones de nuestra vida diaria (algo que se vio confirmado cuando hice la maestría en psicología) y ese fue el motivo por el cual decidí leer este libro, que sí, se aleja mucho de lo que tanto ustedes como yo estamos acostumbrados a ver reseñado en el blog. 

Supongo que en algún momento han escuchado de personas que se curan de la noche a la mañana de enfermedades complicadísimas (o tal vez no), pero apuesto que sí hemos oído hablar del efecto placebo. ¿Cómo es eso posible? ¿Cómo puedo tomarme una píldora de “mentiritas” y sanar? La repuesta es sencilla: creyeron que iban a sanar. Confiaron en que estarían bien. Esa convicción de que estarían de maravilla fue lo que les hizo sentirse mejor. Lamentablemente, también existe el opuesto: el efecto nocebo, donde las creencias negativas hacen de las suyas y terminamos enfermando. Personalmente, no tenía idea de que esto tuviera siquiera un nombre y mucho menos que pudieran escribirse capítulos de libros sobre ello, pero me ha interesado especialmente porque he tomado conciencia de actitudes que de una u otra manera —y sin haberlo deseado— me han hecho enfermar.

Esto me lleva a otro punto que trata la autora en este libro, y es, el cómo hemos sido moldeados desde el vientre materno, es decir, que todo aquello que experimentamos en nuestros primeros meses de vida dentro del cuerpo de nuestra madre afecta la programación que recibimos para enfrentarnos al mundo y sobre todo, a nuestra salud. Y sin dejar de lado que los primeros seis años de vida son también fundamentales en nuestra preparación para responder a los estímulos del medio que nos rodea.

Entonces, se preguntarán, ¿para qué me sirve este libro? En La mente como medicina, la dra. Lissa Rankin pone de manifiesto esas actitudes con las que hemos sido programados, lo que nos permite tomar conciencia de aquello que estamos haciendo equivocadamente… pero más que eso, nos presenta al final, una serie de reflexiones, anécdotas y propuestas de cómo mejorar nuestra salud con ese cambio de hábitos y actitudes. Lo que más me ha sorprendido es que en realidad no son nada del otro mundo y más que complicarnos la existencia podemos incluirlos en nuestra vida diaria y empezar a sentirnos mejor. 

En resumen… La mente como medicina no es una guía mágica, sino una lectura que nos permite ser conscientes de las actitudes negativas que infligimos en nuestro cuerpo y cómo ellas nos afectan tremendamente, sin embargo, hay maneras sencillas con las que podemos sanar y mejorar nuestra calidad de vida y por eso son presentadas acá, de una forma sencilla, directa y sin tapujos. Recomendado.  

five-stars
Elii Vela

Deja un comentario

One comment

  1. A mi mama le fascinan este tipo de libros, creo que muchas veces este tipo de libros nos sirve en la vida diaria y es una gran manera de podernos ayudar en nuestros pronlemas!! besos<3