Memorias de un amigo imaginario de Matthew Dicks

Memorias de un amigo imaginario de Matthew DicksMemorias de un amigo imaginario de Matthew Dicks
Editorial Nube de Tinta, Penguin Random House Grupo Editorial Fecha de publicación 2013
Páginas: 432
Formato: Paperback
Obtenido en: Editorial
Agrégalo a Goodreads
Recibí este libro de manera gratuita a cambio de una reseña honesta. Esto no afecta mi opinión o el contenido de mi reseña. five-stars

Max solo tiene 8 años y no es como los demás niños. Él vive para adentro y cuanto menos le molesten, mucho mejor. No le gustan los cambios, las sorpresas, los ruidos, que lo toquen y que le hagan hablar por hablar. Si alguien le preguntara cuándo es más feliz, seguro que diría que jugando con sus legos planeando batallas entre ejércitos enemigos. Max no tiene amigos, porque nadie lo entiende y todos, hasta los profesores y sus propios padres, quieren que sea de otra manera. Solo me tiene a mí, que soy su amigo desde hace cinco años. Ahora sé que Max corre peligro y solo yo lo puedo ayudar. El problema es que Max es el único que puede verme y oírme. Tengo mucho miedo por él, pero sobre todo por mí. Los padres de Max dicen que soy un «amigo imaginario». Espero que a estas alturas tengas claro que no soy imaginario.

Eran tantas cosas que había escuchado sobre esta historia que tenía que leerla, así de simple, pero jamás me imaginé lo mucho que me iba a gustar. Al terminar de leer esta novela, tenía el libro lleno de post it con las frases que más me gustaron, son tantas, que no podría ponerles todas aquí. 

Max es un niño especial, al que no le gusta que lo toquen, no habla mucho y odia que su madre lo bese. Max es un niño que vive “hacia adentro”. Su mejor amigo se llama Budo, y es imaginario. Es el mismo Budo el que nos cuenta la historia. 

Una cosa que me gustó del libro, es cómo se nos muestran a los demás amigos imaginarios que existen, Budo es diferente y sabe muchas cosas porque es una creación de Max, y él es un niño muy inteligente, que ha creado a un amigo imaginario que es un fiel reflejo de sí mismo, salvo por el hecho de que Budo sí socializa (díganme que captan lo que quiero decir). Los otros amigos imaginarios son hermosos, cada uno de ellos es especial de alguna manera, y eso nos hace ver cómo son cada uno de los creadores, imaginar cómo serían sus vidas para tener el deseo de proyectar a ese “amigo”.

El autor se arriesga al mostrarnos algo más que un simple libro para analizar a esos chiquitines que andan creando amigos imaginarios, como un escape a sus propias vidas, así que nos regala una novela con un toque paranormal. Nos cuenta cómo esos amigos interactúan, cómo viven, cómo sufren/gozan y cómo mueren… No voy a negar que por momentos los diálogos de Budo con los otros imaginarios se vuelve un poco repetitivo, pero es normal que cuando conoces a alguien tiendas a decir las mismas cosas, ¿no?

Entonces, ya decíamos que Max es un niño especial que si no me equivoco, tiene Asperger (un síndrome ubicado dentro del espectro autista, que tiene múltiples problemas mentales y conductuales, aunque hay algunos autores que destacan la gran creatividad que poseen las personas que tienen este trastorno) aunque sus padres tienen múltiples peleas por esta cuestión, ya que el papá del niño no acepta que su hijo necesita atención especializada. Max asiste a una escuela donde recibe diversas clases de acuerdo a sus necesidades y es ahí donde un día, desaparece. Nadie sabe en dónde está ni tiene la más remota idea de cómo encontrarlo. El único que puede hacerlo es Budo, pero a él no lo ve nadie más que… sí, Max.  

Yo me imaginaba quién sería causante de la desaparición de Max pero jamás me imaginé el modo en que el autor me haría estar al borde del abismo, mordiéndome las uñas y sufriendo por lo que sucedía. La desesperación de Max cuando descubre que Budo se ha ido, y la del mismo Budo cuando se da cuenta que se le está acabando el tiempo para salvar a su creador. Todos esos capítulos me las pasé con el alma en un hilo, créanme. 

El final fue fantástico aunque me hizo llorar, creo que fue tan hermoso. Jamás me habría imaginado que terminaría amando esta novela del modo en que lo hago. 

Memorias de un amigo imaginario es una novela con muy buenas reflexiones sobre la vida y la muerte. Es una historia que nos recuerda la importante que es confiar en uno mismo. ¡Recomendado!

 

Valoración
Trama
5
Personajes
4.5
Narración
5
Ritmo
5
Acción
5
Overall: 4.9

five-stars
Elii Vela

Deja un comentario

6 comments

  1. Mi papá por alguna extraña razón compró este libro en un viajecito, lo vio y se lo llevó, se emocionó tanto que me lo regaló, yo pese a que ya sé que nube de tinta ha publicado cosas que me gustan me negaba porque sentí que iba a ser infantil, pero me he equivocado, ha sido muy lindo, tiene todas estos pensamientos que son comunes en libros de este selo, donde te dejan reflexionando, sobre la vida misma, me ha gustado y veo que no hemos diferido en la opinión.

  2. ¡Lo ame tanto!
    Lo comencé a leer porque la sinopsis me causo curiosidad, pero nunca imagine que me gustaría tanto. Y ese final, con el único libro que habia llorado así fue con el de Sinsajo.
    Para mi fue un ejemplo de lo que la verdadera amistad es, en todas sus formas.

  3. ¡Estupendo! Desde que supe que iba a salir en español quise leerlo, pero hasta el momento no he tenido oportunidad de comprarlo. Espero conseguirlo pronto, sé o estoy convencido de que me va a gustar.
    ¡Saludos!